Mercado del litio: aspiran a que se convierta en commodity y captar inversiones

El Gobierno buscará agregar valor en la cadena del litio, considerado el mineral clave para la transición energética, y siendo Argentina uno de los países con las mayores reservas del mundo. Avanza un acuerdo con la Unión Europea para captar inversiones en la cadena de valor, miran de cerca la posibilidad de crear un mercado global de litio, para que funcione como cualquier otro commodity, y finalmente se trabaja en articular alguna política nacional, para trabajar en conjunto con las provincias, que por ley son dueñas del mineral.

A principios de esta semana, se llevó a cabo una reunión entre el Gobierno y la Unión Europa, donde podría firmarse un acuerdo bilateral para el desarrollo de la cadena de valor de la materia prima. El acuerdo tendría tres pilares: inversiones en la cadena de valor, innovación y ciencia, y gobernanza en recursos naturales. Busca fijar medidas concretas y cuantificables para el corto plazo. La Unión Europea tiene un acuerdo similar con países mineros como Canadá.

Estuvieron presentes representantes del Banco Europeo de Inversiones. Por parte del Poder Ejecutivo, participaron la Secretaría de Minería y la Cancillería. Pero, además, se sumaron representantes de las provincias del norte, con presencia de gobernadores, como Gerardo Morales en el caso de Jujuy.

Es que en las últimas semanas se había generado un corto circuito entre el gobierno nacional y las provincias. Los representantes provinciales salieron en rechazo de las negociaciones que llevaba a cabo la Cancillería con Bolivia y Chile para fijar precios, algo así como una “Opep del litio”. Por eso, actualmente se están llevando a adelante reuniones entre el Gobierno y las provincias para fijar una política nacional alrededor del litio. “Las provincias no están en contra de acordar con Nación, solo piden ser parte de las negociaciones”, contó una fuente oficial.

Las negociaciones las está llevando a cabo Mercedes Marcó del Pont, la ex titular de AFIP, que actualmente está en la Secretaría de Asuntos Estratégicos, en conjunto con la Mesa Nacional del Litio, que cuenta con representantes provinciales, y la Secretaría de Minería, a cargo de Fernanda Ávila. Teniendo en cuenta que hay consenso acerca de que se trata de un “mineral estratégico y crítico”, analizan qué tipo de regulación llevar adelante en conjunto.

De hecho, recientemente desde un centro de estudios le acercaron al presidente Alberto Fernández, una encuesta en donde se reflejaba que el litio era un factor de interés en la población. Según el trabajo del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), al encuestar acerca de la explotación del litio como recurso estratégico, más de la mitad se inclinó por una administración estatal, mientras que un tercio opinó que sería más eficiente la administración privada. Con una agenda económica que no otorga buenos resultados, el Gobierno busca captar otros intereses sociales para avanzar.

De todos modos, así como en distintos despachos se ve como un pasivo la legislación de la minería, donde las provincias son dueñas del recurso, para el sector privado es un activo. “Los inversores ponderan bien el federalismo, creen que da mayor previsibilidad en las reglas de juego”, contó una fuente oficial.

 

Mercado del litio

Por más que el litio esté en boca de todos por estos días, lo cierto es que el mineral tomó relevancia en los últimos tres años. Por eso, a diferencia de otros minerales, no se trata de un commodity. Sin embargo, esto podría cambiar. Así se lo hizo saber Nicolás Aguzin, el argentino que es CEO de la bolsa de Hong Kong, en diálogo con la secretaria de Minería, Fernanda Ávila, durante la visita que llevó a cabo en uno de los eventos mineros más importantes del mundo, realizado las últimas semanas en el Reino Unido.

Es que por su rol en la bolsa de Hong Kong, Aguzin, ex JP Morgan, también conforma el board de directores de la Bolsa de Metales de Londres (LME, siglas de London Metal Exchange). En el Gobierno creen que podría tener impacto positivo en Argentina: “Aportaría transparencia, trazabilidad y previsibilidad de largo plazo, no solo para las empresas, sino para llevar adelante políticas públicas, en un mercado que es nuevo”, comentó una fuente oficial. La idea comenzó a desarrollarse en 2018, y detrás se encuentran grandes corporaciones, desde mineras hasta automotrices.

 

Fuente: Ámbito Financiero

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.