La agenda de Luis Lucero, el hombre de Caputo en Minería: agilizar la gestión, régimen de grandes inversiones y mudanza a Economía

El nuevo secretario de Minería, Luis Lucero, todavía no designado formalmente aunque ya confirmado por la Casa Rosada, comenzó a dar los primeros pasos para poner en funcionamiento la cartera, que estuvo casi dos meses sin autoridad desde la salida de Flavia Royón a comienzos de febrero. El abogado, de larga trayectoria en el estudio jurídico Marval O’Farrell Mairal, prepara una mudanza de las oficinas de Minería al Ministerio de Economía.

Además, trabaja en una agenda de temas que incluye desde resolver los escollos burocráticos que provocan demoras en los proyectos hasta un plan de incentivos para recuperar la exploración en oro y plata, el régimen de inversiones para el cobre y un mecanismo de fijación de precios para los proyectos de litio, entre otras iniciativas.

 

Mudanza

En primer lugar, ya comenzó la mudanza de las oficinas de la Secretaría de Minería del edificio de la avenida Presidente Julio A. Roca 651 (Diagonal Sur) al noveno piso del Palacio de Hacienda. Ahora trabaja en un despacho transitorio en el histórico quinto piso de Economía en Hipólito Yrigoyen 250, con el visto bueno de Luis Caputo.

Lucero está conformando el equipo que lo acompañará. Para completar el organigrama, tiene que designar a los subsecretarios de Desarrollo Minero y Política Minera y algunas direcciones nacionales. Fuentes consultadas por EconoJournal señalaron que este viernes podría haber novedades sobre los funcionarios que designará en la cartera. El martes a la mañana reunió a todo el personal de la Secretaría para presentarse y estuvo acompañado de funcionarios de Economía.

 

Certificados mineros y RIGI

Lucero se reunió con autoridades de la Cámara Argentina de Empresas Mineras (CAEM) y luego tendrá una seguidilla de encuentros directos con ejecutivos de distintas compañías. La agenda que compartió con la cámara tuvo como tema urgente resolver las demoras que genera la ausencia de funcionarios con firma para aprobar los certificados mineros. La cuestión es relevante porque están frenadas importaciones e impide el desarrollo de los proyectos. Mañana viernes podría anunciarse al funcionario responsable de la firma.

En materia de grandes inversiones, como los proyectos de cobre Josemaría, Pachón, Los Azules, Altar, Agua Rica y Taca Taca, el nuevo titular de Minería apuesta a que se apruebe el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI) de la nueva versión de la Ley de Bases que presentó el gobierno. El sector privado cree que ninguno de los proyectos de cobre podría avanzar sin el RIGI o tendrían que esperar a que se ordene –a largo plazo- la macroeconomía del país.

 

Reposición de la exploración

El gobierno podría impulsar en las próximas semanas un plan de incentivo a la exploración, sobre todo con foco en los proyectos de oro y plata, según pudo saber EconoJournal. Este tema fue acordado con CAEM porque preocupa en el sector que prácticamente no haya reposición de proyectos nuevos de exploración en el país.

El dato que llama la atención es que no hay ningún proyecto nuevo de oro o plata que pueda entrar en producción en los próximos 4 o 5 años. Como parte del plan de incentivos, Lucero también está analizando impulsar un mecanismo de aceleración de los plazos para la devolución del IVA en los desarrollos mineros.

 

Caída del precio del litio

En cuanto al litio, Lucero y CAEM coincidieron que los proyectos están atravesando una situación compleja por la caída del precio a nivel internacional. En un año cayó 80% y llegó a alrededor de 15.000 dólares la tonelada. Si bien podría estabilizarse nuevamente al alza, la cartera minera está trabajando en un mecanismo de fijación de precios, aunque fuentes consultadas por este medio indicaron que todavía no hay nada definido.

 

Crisis no metalífera

En la reunión entre Lucero y CAEM también se analizó la crisis de la minería no metalífera. La caída de la producción de cemento, cal y roca de aplicación, entre otros, está directamente vinculada a la caída de la construcción en el país.

El freno de la obra pública impulsada por el gobierno de Javier Milei provocó un fuerte descenso de la demanda de estos materiales. En marzo, los despachos de cemento tuvieron una baja de 42,9% respecto al mismo mes de 2023 (también cayó 7,2% respecto a febrero), registrando el peor período en cuatro años, según la Asociación de Fabricantes de cemento portland (AFCP).

 

Fuente: Econojournal

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.