ACTUALIDAD COSTOS DE GENERACIÓN Y SUBSIDIOS

El congelamiento de tarifas mostró uno de sus registros más preocupantes en el arranque del año, en donde el precio que pagaron los usuarios por la energía eléctrica solamente cubrió el 33% de los costos de generación. La diferencia fue cubierta por el Estado Nacional con importantes subsidios al sector. Por otro lado, el secretario de Energía de la Nación ha enviado una nota al Ministerio de Economía indicando una importante insuficiencia de fondos para cubrir los gastos de la cartera del mes de marzo.

El actual acuerdo de Argentina con el FMI que se encuentra en evaluación en el Congreso de la Nación ha puesto en jaque a un elemento ya normalizado por la sociedad en general y que ha sido motivo de disputa en los últimos años, como lo son los subsidios aplicados al sector energético.

En tal aspecto, según lo indicado en el informe de Tendencias Energéticas publicado por el Instituto Argentino de la Energía “General Mosconi”, tomando como referencia el mes de enero, el precio promedio que pagó la demanda solamente alcanzó a cubrir el 33,2% de los costos de generación. Un porcentaje que quedó muy cerca de los registros mínimos que se vieron en julio y agosto de 2021, cuando se alcanzó la cobertura del 28,5% y 30,9% respectivamente.

Por otro lado, el panorama del mes de marzo no parece ser más alentador, ya que el secretario de Energía de la Nación ha enviado una nota al ministro de Economía con copia al jefe de Gabinete y al presidente Alberto Fernández en donde expresa que de $309.802 millones requeridos por la cartera, solamente recibió $66.015 millones, el 21% de lo pedido.

Si no llegan los fondos requeridos, la secretaría de Energía describe un escenario que será demoledor con afectación directa e inmediata a la tarifa social de gas y electricidad que pagan los más necesitados, atrasos de todo tipo e incumplimientos de pagos a los productores privados con impacto en las inversiones y posibles demandas judiciales.

En tal aspecto, según la nota en cuestión, se detalla que:

  • No se podrá pagar los Cargamentos de GNL y de Gas Oíl contratados para que arriben durante el corriente mes al país.
  • No se podrá realizar el pago en dólares que demanda la provisión de Gas Boliviano.
  • No se podrán efectuar los pagos a proveedores de Gas Natural provenientes de las obligaciones asumidas por el Estado Nacional dentro del marco del Plan Gas.Ar y planes de incentivos anteriores necesarios para producir y entregar el Gas que requiere nuestra demanda residencial, Industrial y nuestras centrales térmicas para producir energía eléctrica.
  • No se podrán transferir los fondos a Anses para atender el Programa Hogar.
  • No se podrá transferir los fondos destinados a mantener la Tarifa Social de Gas Natural.
  • Se demorarán un mes más las transferencias de fondos a IEASA que corresponden al financiamiento de la primera etapa de las obras del sistema de gasoductos Transport.Ar.

 

Además del todos los problemas fácticos enumerados, existe la posibilidad de que surjan reclamos judiciales por mora e incumplimiento de las obligaciones contraídas por el Estado Nacional en el Marco del Plan Gas.Ar y sus precedentes, justo en momentos en que se requiere plena producción del fluido nacional para limitar al mínimo posible la importación de GNL dados los precios internacionales descontrolados de este producto, que, crisis energética y guerra en Ucrania mediante, han escalado 400/500% en relación a los pagados el año pasado.

Esto también tendría serias consecuencias en el abastecimiento de energía eléctrica ya que la falta de combustibles afectará también a las centrales térmicas del país que deben proveer del recurso a los usuarios finales.

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.