ANÁLISIS DE LA SUBA DE COMBUSTIBLES Y PERSPECTIVAS FUTURAS

En las últimas semanas, ha venido ocurriendo un aumento sustancial en los precios de los combustibles, generando preocupación tanto en la población como en la industria. Este informe examina los factores que han contribuido a este incremento, sus implicaciones económicas y fiscales, así como las estrategias adoptadas por las principales empresas del sector.

Antecedentes del Aumento:

El incremento del 27% en los precios de los combustibles, se suma a subidas previas del 12% y del 37%. Este aumento acumulado del 76% desde fines de noviembre ha llevado el precio del litro de nafta a superar los $800.

Factores que Influyen en el Aumento:

  • Retrasos de ajuste en comparación con la inflación del último tiempo.
  • Libertad de precios y acercamiento al export parity
  • Costos de las refinadoras vinculados a la variabilidad del tipo de cambio y al valor del petróleo.

Impacto en el Consumo y en la Economía:

La brusca subida en los precios ha provocado una disminución del consumo de hasta un 10% y subas considerables en los costos de transporte.

Estrategias de las Refinadoras: el export parity

YPF, como el principal actor del mercado, busca recomponer los precios para poder pagar a los productores de crudo un valor equivalente al precio de paridad de exportación del barril. Esto refleja la importancia estratégica de alinear los precios locales con los internacionales.

La petrolera que preside Horacio Marín, que compra a terceros cerca de un 20% del crudo que procesa en sus refinerías, abonará en enero US$ 66 por el crudo Medanito, cinco dólares más que en diciembre, cuando pagó en promedio 61 dólares por barril.

Cuando adquiere crudo de terceros —fundamentalmente a socios en yacimientos de Vaca Muerta como Chevron o Petronas—, YPF termina fijando una referencia de precios para el resto del mercado. La petrolera bajo control estatal apuesta reconocer export parity a los productores no integrados de la cuenca Neuquina —Vista, Pluspetrol, Tecpetrol, ExxonMobil, Shell y Phoenix, entre otros— a partir de febrero.

Con el precio actual del Brent, la principal cotización del barril para el mercado internacional, que se está pagando esta semana en la banda de los 75 dólares, el precio de paridad en el mercado argentino se ubica en torno a los 70 dólares. La llegar a ese valor, al precio del Brent se le debe descontar el impacto de los derechos a la exportación, que se ubican en el 8% del precio de venta. Es decir, después de retenciones —que representan unos 6 dólares por barril—, la referencia de exportación llega a los 69 dólares. Luego, por cuestiones de calidad del crudo Medanito —que es más liviano que los petróleos más buscados a nivel internacional— hay que restar otros 2 o 3 dólares más, por lo que la paridad cae a 67/68 dólares. Pero, finalmente, como las petroleras que exportan están exentas del pago de Ingresos Brutos, hay que reponer dos dólares más a ese valor, por lo que el precio final de paridad de exportación se ubica —con la cotización actual del Brent— en los 69/70 dólares.

Perspectivas Futuras y Desafíos:

Se espera una nueva suba del 10-15% en febrero, según fuentes del sector, con el objetivo de normalizar el funcionamiento del mercado. Sin embargo, persisten desafíos, como el cruce de canales de comercialización que ha caracterizado al mercado en 2023.

La incertidumbre también rodea la recuperación de la recaudación impositiva, ya que el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) se encuentra desactualizado desde hace más de dos años. Se estima que la desactualización impositiva ha representado una pérdida significativa para el Estado, lo que plantea la necesidad de actualizar el ICL para garantizar una recuperación efectiva.

Conclusiones:

La visión del actual gobierno y de YPF es que alinear el precio local del crudo con el internacional redundará en mayores inversiones en el upstream, en especial en Vaca Muerta.

Sin embargo, en esta recomposición de precios, aparecen como factores críticos como el impacto en la demanda, suba de costos y precios, posible caída en las ventas, entre otros.

En este contexto, es crucial el monitoreo continuo de la evolución de los precios internacionales del petróleo y el tipo de cambio para prever posibles ajustes en el mercado local.

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.