BALANCE ENERGÉTICO PRIMEROS 5 MESES 2023

El saldo comercial energético en Argentina ha experimentado un cambio significativo en los primeros cinco meses del año, pasando de un superávit de más de 200 millones de dólares a un déficit similar. Los resultados de mayo fueron determinantes tanto para las importaciones como para las exportaciones del sector, y los precios internacionales jugaron un papel crucial en esta situación. Los datos oficiales del último informe de Intercambio Comercial Argentino (ICA) del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Saldo comercial acumulado

Entre enero y mayo de este año, la balanza comercial energética registró un saldo negativo de aproximadamente 220 millones de dólares, contrastando con el resultado positivo de 260 millones de dólares de los primero cuatro meses del año. Estos datos reflejan una reversión significativa en el saldo comercial energético durante los primeros cinco meses del año en comparación con el mismo período del año anterior, cuando se registró un déficit de alrededor de 1.422 millones de dólares.

Exportaciones e importaciones

Según los datos extraídos del informe del INDEC, las exportaciones en la categoría de Combustibles y Energía (CyE) durante los primeros cinco meses se mantuvieron estables en comparación interanual, generando ingresos por un total de 3.233 millones de dólares, similar al acumulado del año anterior. Por otro lado, las importaciones en el mismo período se redujeron significativamente en comparación con el año anterior. Se estima que se gastaron alrededor de 3.455 millones de dólares, una disminución interanual de aproximadamente 1.201 millones de dólares.

Análisis de mayo

En mayo, las exportaciones a nivel nacional alcanzaron los 531 millones de dólares, lo que representa una caída del 5,5% en comparación interanual. Esta disminución se debe principalmente a una baja del 38% en los precios, mientras que las cantidades exportadas experimentaron un aumento sostenido del 53,5%. La menor venta de carburantes fue responsable de una reducción de alrededor de 113 millones de dólares en las exportaciones.

Por otro lado, las importaciones en mayo totalizaron 992 millones de dólares, mostrando una disminución interanual del 38,6%, con una variación negativa de 624 millones de dólares. Esta disminución se debió a una baja del 24,2% en las cantidades y del 19,8% en los precios. Las menores importaciones de combustibles y lubricantes elaborados y de combustibles y lubricantes básicos fueron los principales factores que contribuyeron a esta caída, reflejando una reducción de 472 millones de dólares en este rubro.

Conclusiones

La situación del saldo comercial energético en Argentina ha experimentado un cambio significativo en los primeros cinco meses del año, pasando de un superávit a un déficit. Los precios internacionales de la energía han sido el principal factor que ha influido en estos resultados, afectando tanto las exportaciones como las importaciones del sector. Aunque se observó un aumento en las cantidades exportadas, las disminuciones en los precios y volúmenes importados han contribuido al déficit en la balanza comercial energética.

Es importante monitorear de cerca la evolución de los precios internacionales y cantidades  del comercio energético.

 

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.