BARRIL CRIOLLO: CAÍDA Y NUEVAS POLÍTICAS

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
En el primer trimestre del año 2020, ante el desarrollo de la pandemia del Covid-19, se produjo una fuerte contracción de la demanda de energía principalmente en China. La oferta de petróleo proveniente de Arabia Saudita y Rusia no llegó a acomodarse ante el nuevo escenario a la velocidad que correspondía, lo que trajo consigo una sobreoferta a nivel mundial y por ende una caída del precio del barril de petróleo a niveles nunca pensados.

En Argentina, ante este nuevo escenario, no era conveniente seguir produciendo. Por lo tanto, el gobierno nacional a través del Decreto N°488/2020 publicado en el mes de Mayo estableció lo que conocíamos como “Barril Criollo”, un precio sostén de USD  45 que las refinadoras le pagaban a las productoras. Este precio tenía como objetivo incentivar la producción de petróleo en los casos en donde el precio del barril de petróleo estuviera por debajo de los USD 45.

Sin embargo el articulo 1 del Decreto Nº 488/2020 establecía que la medida se quedaba sin efecto si  la cotización internacional del petróleo Brent se mantenía por encima de los USD 45 durante diez días consecutivos. Condición que ocurrió la semana pasada.

El Decreto Nº 488/220 también establecía la posibilidad de realizar alguna modificación en el precio sostén hasta el 31 de Diciembre, por lo que actualmente los gobernadores de las provincias productoras negocian con el Secretario de Energía un nuevo precio. Se habla, esta vez, de una franja de precios de USD 41 a USD 45 para el mercado local, cifras que se obtienen de una probable variación del precio del barril a nivel mundial.

Este precio por determinar tendrá por supuesto una incidencia muy fuerte sobre las ganancias de las productoras, por lo que las empresas que operan en el mercado local pujan por un precio más elevado, mientras que las refinadoras no integradas necesitan un menor precio para optimizar su ganancia.

Mientras tanto, bajo este marco Arabia Saudita tuvo que realizar la semana pasada el mayor corte de precio de los últimos meses ya que China en el mes de Agosto redujo la compra de petróleo. Las malas noticias, sin embargo, no acabaron con la reducción de importaciones desde China ya que este efecto se vio reflejado en todo el mundo como consecuencia de una nueva ola de Covid-19 llegando el recurso a cotizar por debajo de los USD  40 el martes 8 de septiembre.

 

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.