CAE EL PRECIO DEL PETROLEO POR CORONAVIRUS

La extensión del brote de corona virus ha castigado a las bolsas chinas de Shanghai y Shenzhen  y tuvo un impacto significativo en la caída de los precios, a niveles mínimos, en la cotización del crudo. Siendo el gigante asiático el mayor importador de crudo del mundo.

Las restricciones sin precedentes al transporte y la prolongación del cierre de la actividad de industrias y servicios tras la festividad del nuevo año lunar tendrán un impacto significativo en la economía. Analistas señalan que se espera un impacto de aproximadamente el 1% del PBI chino en una hipótesis conservadora, pero el impacto ya sería similar al año pasado como efecto de la guerra comercial con EEUU (0,9%)

Los inversionistas del mercado petrolero reaccionaron este lunes con nuevas ventas a la baja recibiendo el impacto del coronavirus en la demanda de crudo. El barril de Brent caía este lunes a media jornada algo más de un 3% hasta situarse por debajo de los 55 dólares por barril. En sólo un mes se redujo un 20% de su valor, liquidando por completo el impulso que generaron a inicios de año las tensiones entre Estados Unidos e Irán, que hicieron temer por problemas de abastecimiento de crudo. Por su parte el WTI perdio U$S 1,45 y cayo hasta los U$S 50,12 por barril luego de tocar un minimo de U$S 49,91 durante toda la jornada.

A finales de la semana pasada, los analistas de JP Morgan revisaron tres décimas a la baja su previsión de crecimiento económico mundial en el primer trimestre del año al reflejar las consecuencias provocadas por la epidemia. Por su parte, las firmas de inversión tratan de cuantificar su impacto, de manera más concreta, en el mercado del petróleo. Tras la oleada de cancelaciones de vuelos en China, se espera una reducción a la mitad del tráfico aéreo en China durante el primer trimestre del año que podría traducirse en una caída de la demanda en cerca de 300.000 barriles diarios.

Información mucho más concluyente, y oficial, sobre el impacto del coronavirus en el mercado del petróleo la dio este lunes la mayor petrolera china Sinopec. La compañía estatal anuncio que durante el mes de febrero, con el fin de ajustarse a la caída de la demanda, reducirá un 12% su actividad de refino. Este descenso supone disminuir su producción en cerca de 600.000 barriles diarios.

Este desplome ha disparado el debate sobre la posible convocatoria de urgencia de una reunión extraordinaria de la OPEP durante el mes de febrero, un mes antes de la programada para marzo, para sondear nuevos recortes adicionales de producción. De acuerdo a Reuters se definiría un recorte adicional de unos 500.000 barriles diarios en una cumbre que tendría lugar entre los días 14 y 15 de febrero.

El desplome superior al 20% en menos de un mes en el precio del crudo se ha producido a pesar de que la producción de la OPEP en enero fue la más baja desde 2009. El bombeo medio se situó en 28,35 millones de barriles diarios, 640.000 menos que en diciembre. Los problemas de suministro en Libia por el conflicto bélico que vive el país y el freno en la producción de Arabia Saudí han acentuado este descenso.

Por otro lado, se sumaron noticias de una mayor producción de crudo en Estados Unidos. La producción de crudo fue de 203 mil barriles por día en noviembre, con lo que alcanzó un máximo histórico de 12.9 millones de barriles diarios ese mes, informó este viernes la Administración de Información de Energía (EIA) del país. La producción de crudo estadunidense superó el millón de barriles por día en los primeros 11 meses de 2019, según el reporte mensual de la EIA.

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.