CONTEXTO INTERNACIONAL Y REPERCUSIONES EN EL INVIERNO

El secretario de Energía advirtió hoy que el contexto internacional tendrá serias repercusiones en el invierno, por lo que serán necesarias decisiones correctas para afrontarlo. Por otro lado, IEASA licitó 8 cargamentos de gas licuado por barco para mayo y la primera semana de junio, con el fin de cubrir faltantes de gas natural.

Darío Martínez insistió en que “la situación a nivel mundial totalmente atípica, (ya que) estamos ante una crisis energética, es una situación extrema, una volatilidad en los precios internacionales”.

“En Estados Unidos, el precio de la energía creció un 100%; en Europa un 600%; en China anuncian cortes planificados por provincia”, planteó Martínez.

Al respecto, alertó que “esto nos va a significar un trabajo en conjunto desde todo el gobierno para ver cuál será el impacto durante el invierno; es todo tan volátil, que un día tenemos un precio y al otro día otro; hay una situación extrema a nivel internacional, afecta a toda la región”.

Se recuerda que, tanto el gas importado desde Bolivia como el GNL inyectado en las terminales de Escobar y Bahía Blanca, son fundamentales para cubrir los picos de consumo en período invernal debido a que la infraestructura local no es capaz de evacuar el volumen necesario de los pozos locales, cuya extracción todavía no es suficiente para lograr el autoabastecimiento (nuestro país solamente cubre el 73% del requerimiento total de gas en invierno). Es por ello que se estima la necesidad de licitar aproximadamente 50 barcos de GNL para tal fin, lo cual va a ser toda una odisea debido a la importante volatilidad de precios presente.

En tal aspecto, a fines del mes de marzo, el gobierno oficializó la compra de los primeros 8 cargamentos de GNL que llegarán a nuestro país en mayo, primer mes del período invernal para usuarios de gas natural.

El precio que nuestro país deberá pagar por dichos cargamentos, rondará entre los 35 y los 45 U$S/MMBTU. Es importante destacar que, producto de la guerra en Ucrania, los importes prácticamente se quintuplicaron en este último año.

En base a este panorama, se estima que el país deberá desembolsar entre U$S 5.000 y U$S 6.500 millones, considerando que estos cargamentos solamente representan una quinta parte del requerimiento total.

Esto presentará una serie de importantes inconvenientes en la administración pública nacional, debido a la salida de dólares que deberá llevarse a cabo para la llegada de estos buques (los mismos, deben ser abonados de manera anticipada, antes del inicio de la provisión).

Paralelamente, la secretaría de Energía estimaba desembolsar $210.000 millones para subsidiar a las boletas de gas en el 2022 (con precios de importación de GNL del orden de los 23 y 24 U$S/MMBTU). Sin embargo, los precios ofertados alcanzaron un sobrecosto de entre un 50% y 100% por lo que, en caso de mantenerse la presente metodología, el desembolso debería ser muy superior.

Todo esto, traería consigo la seria posibilidad de tener que transferir parte de este aumento en el precio de adquisición de gas natural a los usuarios finales alcanzados. En tal aspecto, se tendrán más detalles en las futuras audiencias pública a desarrollarse en el mes de abril.

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.