FACILITY MANAGEMENT 4.0

¿Porque el Facility Management se ha transformado en un tema de actualidad en cuestiones de innovación y de transformación digital?

Tras la introducción de compromisos internacionales en la agenda política nacional, conceptos como smart citys , eficiencia energética, generación distribuida (renovables) y movilidad eléctrica se han posicionado como temáticas a desarrollar. Hoy en día, estas cuestiones se encuentran en etapa de modelos pilotos, regulaciones con un alto grado de definición y actividades de fomento.

Estudios expuestos en jornadas internacionales sobre el cambio climático debelan que los edificios son los responsables de más del 35% de las emisiones del CO2 y del 40% del consumo energético en la mayoría de los países, resultados que se deben principalmente a los llamados sistemas HVAC, iluminación e instalaciones eléctricas.

La tecnología ha marcado un nuevo rumbo en el modelo operacional del mantenimiento y gestión de inmuebles. La implementación de software, sensores que incorporan big data, inteligencia artificial, Internet de las cosas, GIS, smart mobility, son aplicaciones que permiten una gestión inteligente para prolongar y mejorar la calidad y vida útil del activo.

Por su parte el aporte de los sistemas renovables de autogeneración, en especial los fotovoltaicos, hoy forman parte de la infraestructura edilicia actual. Estos equipamientos son utilizados tanto para iluminar espacios comunes, como para generar agua caliente para las instalaciones, utilizado como suministro eléctrico de la eventual flota automotor o incluso como método de backup para mantener en funcionamiento permanente equipamientos informáticos estratégicos de las compañías (servidores), operando en concordancia con artefactos leds y de bajo consumo que aseguran los mejores rendimientos en materia de eficiencia energética.

Sin duda alguna, a nivel global, existe un interés creciente por mejorar el posicionamiento de la huella de carbono corporativa dado que representa hoy en día grandes oportunidades para las empresas. Desde la mejora de la rentabilidad y competitividad, fortaleciendo el branding institucional y por ende mejorando la percepción de los inversionistas y/o clientes- consumidores, hasta el refuerzo de su política en RSE e incluso en  la reducción de incertidumbre regulatoria al anticiparse a las medidas políticas y normativas futuras para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Esta situación hace que se replantee el nuevo rol de los facility managers y arquitectos que necesariamente debe inclinarse hacia  la definición de ciudades económicas y medioambientalmente más sostenibles que integren las nuevas soluciones de autonomía sobre la gestión de los recursos energéticos proveniente de fuentes naturales.

La nueva estructura de trabajo comienza a migrar hacia la utilización de soluciones digitales (software integrados) capaces de unificar los datos que proporcionan en forma precisa y directa todos los sensores provenientes de las diferentes tecnologías, incluidos los que provienen de los wearables, y enviarlos a una red inteligente que permita una alta eficiencia en el control y seguimiento de las tareas que se requieran. Facilitando así, la predicción del desempeño del ciclo de vida de un activo antes de que se vea afectado o de que se produzcan fallas en el mismo.

A medida que avanzamos en un mundo donde todo está conectado, será necesario implementar una nueva infraestructura inteligente, con herramientas de administración de activos e instalaciones que sean capaces de lidiar con la escala y el ciclo de vida de los activos físicos dispersos, pero conectados. Para los facility managers, esto significa que los problemas potenciales serán mucho más fáciles de identificar en una instalación, posibilitando realizar el mantenimiento preventivo de manera más efectiva y, por lo tanto, abordar posibles contingencias  antes de que se conviertan en un problema real.

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.