GAS NATURAL, AVANCE DE UN MERCADO CON GRAN PROYECCIÓN

Los precios en alza y las proyecciones que realizan distintos analistas a nivel mundial que ubican al gas natural como la fuente de energía de la transición energética, hacen que el desarrollo de Vaca Muerta sea cada vez más necesario no solo para nuestro país, sino que también para la región.

El precio del GNL en Asia está registrando valores históricos, alcanzando los 31,5 USD/MMBTU, debido a que China incrementó su consumo debido a las bajas temperaturas. Por otro lado, el gas natural en Europa también registra valores inusuales y se prevé que, debido a la escases de gas en el invierno, los precios de gas natural asciendan aún más. Por su parte, el precio del Henry Hub tuvo un incremento en un año de aproximadamente 3 USD/MMBTU, llegando a registrarse un precio de 5,5 USD/MMBTU.

En nuestro país esta alza de precios repercutió muy fuertemente en la importación de GNL, llegándose a pagar 10 USD/MMBTU más de lo que se había pagado el año anterior. Se prevé que este incremento de precios ocasionado por la reactivación de la demanda producto de la salida de la pandemia alcance valores máximos en 2022 para luego comenzar a caer.

Sin duda un atenuante muy fuerte que tiene nuestro país ante esta alza de precios es el desarrollo de Vaca Muerta gracias al nuevo Plan Gas. Desde su puesta en marcha la producción local aumento un 18 %.

Es en este contexto donde el presidente de YPF Pablo González en la Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina se animó a mencionar que se espera que nuestro país llegue al total autoabastecimiento en dos años, es decir, en 2023.

González mencionó: “estamos logrando resultados por encima de las expectativas: 59 de los 100 pozos más productivos de Vaca Muerta son de YPF; la producción de crudo no convencional pasó de 38.000 barriles a 58.000 barriles y dos tercios de la producción de YPF ya proviene del no convencional”.

Para llevar a cabo el autoabastecimiento en todo el país, sin dudas se deben realizar importantes inversiones. Sin bien la primera etapa del gasoducto para transportar gas desde Vaca Muerta, es decir la etapa Tratayen-Salliqueló, ya cuenta con compromisos asumidos con financiamiento del presupuesto nacional y con aporte especial de grandes fortunas, aun no se tiene definido como se financiará el segundo tramo.

Quien respaldó fuertemente este proyecto es Bento Albuquerque, ministro de Minas y Energía brasileño, mencionando que “Acceder al gas natural de Vaca Muerta es prioridad absoluta para Brasil”. Actualmente con el país vecino se están tratando detalles sobre cómo será el gasoducto que llegue al sur de Brasil.

En este marco también se proyecta enviar gas al norte de nuestro país desde Vaca Muerta. Para esto, el gobierno planea usar el Gasoducto del Norte Argentino de modo inverso, para llevar gas de Vaca Muerta hasta Campo Durán, Salta y después continuar el transporte por el Gasoducto Norte.

Para cumplir con lo anteriormente expuesto, será necesario una inversión de unos USD 150 millones, ya que se debe finalizar un tramo de 100 km y ampliar de compresión de Gasoducto del Noreste Argentino.

De esta manera, se busca transportar un volumen diario de 10 MMm3 durante todo el año en firme, equilibrando de alguna manera la demanda proyectada en la región NOA.

Si bien la reactivación de Vaca Muerta luego de la pandemia ya es un hecho, no podrá ser explotado como se lo necesita si no se realizan las obras de infraestructura anteriormente mencionadas, y para lograr esto sin duda será necesario que el país cuente con nuevas fuentes de financiamiento.

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.