HIDRÓGENO: ESLABÓN CLAVE EN EL PROCESO DE “DESCARBONIZACIÓN”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Como es de público conocimiento, el proceso de transición energética se encuentra en marcha a nivel mundial y en nuestro país. El Acuerdo de París entró en vigor el 4 de noviembre de 2016 y hace un llamado para naciones adherentes de mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5°C, con el fin de reducir considerablemente los riesgos y los efectos del cambio climático.

Argentina ratificó el Acuerdo de París en el año 2016 a través de la Ley Nº 27.270 y para cumplir con los compromisos asumidos presenta regularmente sus inventarios y sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional. En base a esto, la República Argentina se compromete a una meta absoluta e incondicional, aplicable a todos los sectores de la economía, de no exceder la emisión neta de 359 MtCO2e en el año 2030. Para alcanzar dicho compromiso, se ha propuesto fomentar, entre otras cosas, el desarrollo de la cadena productiva del hidrógeno.

En América latina, un claro ejemplo de desarrollo en el área es Chile, quien apuesta a convertirse en líder del sector mediante su “Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde” lanzada este año. La misma propone producir el hidrógeno verde más barato del planeta hacia el 2030 y estar entre los principales exportadores para 2040.

Paralelamente, Argentina tiene un proyecto pionero vanguardista a nivel regional y acaba de estrenar el Consorcio H2Ar, una iniciativa de la compañía de investigación y desarrollo creada por YPF y el Conicet (Y-TEC), creado para innovar y avanzar en el desarrollo integral de la cadena de valor del hidrógeno en la Argentina. El consorcio reúne a más de 30 empresas locales y extranjeras enfocadas en “reducir la incertidumbre” en torno de la producción de hidrógeno en el país.

Bajo tal panorama, el presidente Alberto Fernández participó de manera virtual junto a otros 40 mandatarios de la “Cumbre de Líderes sobre el Clima” convocada por los Estados Unidos en el marco del Día Internacional de la Madre Tierra. Allí, Fernández renovó el compromiso de la Argentina con el Acuerdo de París y planteó metas ambiciosas para hacer frente al cambio climático. Además, hizo fuerte hincapié en el objetivo de impulsar “un complejo productor y exportador de hidrógeno como nuevo vector energético”.

En la actualidad, nuestro país produce aproximadamente 328.000 toneladas de H2 al año, la mayoría para consumo industrial “in situ” bajo metodología “Gris” preferentemente. Sin embargo, el proceso se está transformando gracias a las tecnologías de secuestro de carbono, obteniéndose así el hidrógeno “Azul” y CO2, que luego puede ser almacenado en yacimientos vacíos.

Pero la verdadera revolución está en el hidrógeno puro, obtenido a partir de la electrólisis del agua. Básicamente, el proceso consiste en romper con electricidad una molécula de agua (H2O) para obtener hidrógeno y oxígeno. Si esa electricidad se obtiene de fuentes fósiles, seguirá siendo hidrógeno azul mientras que, si llega de fuentes renovables, será hidrógeno “verde”, un vector energético totalmente limpio y listo para ser cargado en un vehículo o para compensar la intermitencia de las renovables.

Los aspectos decisivos para implementar dicho cambio van a ser el costo de la energía eléctrica necesaria para dividir el agua (el precio de la energía eléctrica proveniente de fuentes renovables ha disminuido cerca de un 80 por ciento en los últimos 10 años) y el costo de los electrolizadores (los costos de estos equipos se redujeron notablemente y de igual forma aumentó su capacidad en megawatts, a razón de 10 veces cada cuatro o cinco años). Según afirman actores del sector, el camino es claro y se estima que vamos a observar una consolidación del hidrógeno verde para 2030 o 2040.

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.