POSIBLES CORTES DE GAS NATURAL EN INVIERNO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Luego de un año 2020 atípico, afectado principalmente por una pandemia que impactó fuertemente en el consumo industrial, permitiendo tener un abastecimiento de gas natural sin grandes complicaciones, el 2021 asoma como un año difícil en materia de abastecimiento energético debido principalmente a 3 cuestiones que se divisan: el posible repunte del consumo industrial, la caída de la producción nacional y el menor envío de gas desde el país vecino de Bolivia.

En este sentido, cuando la secretaría de Energía de la Nación definió el lanzamiento del Plan Gas.Ar, el escenario de cara a este invierno era más que complicado. Complicaciones que no se alejaron y aún amenazan con generar los tan temidos cortes de suministro.

Por el lado de la producción nacional de gas natural, según las proyecciones que el gobierno nacional tenía antes del lanzamiento del nuevo programa de estímulo a la producción, la caída del fluido sería muy marcada no solo en este invierno, sino que también lo sería en los años siguientes.

Traducido a números, para este invierno la producción nacional en condiciones de ser inyectada en los gasoductos se estimaba cercana a los 107 millones de metros cúbicos por día cuando en 2019 el nivel de inyección medio fue de 122 millones de metros cúbicos. Pero el atípico 2020 alteró también esas proyecciones y mostró en pleno invierno del año pasado una caída en la producción local que se reflejó en julio con una inyección de solo 101,8 millones de metros cúbicos diarios, es decir que la generación del 2020 fue menor que lo que se esperaba sucediera recién en el invierno 2021.

¿Cómo se prepara el gobierno para hacer frente a esta situación?

De cara al invierno por venir, Nación cuenta con la producción comprometida dentro del Plan Gas.Ar que ronda los 100 millones de metros cúbicos por día, entre los volúmenes en contrato (67,85 millones de metros cúbicos), un minúsculo aporte para el invierno (3,6 millones de metros cúbicos), y el 30% extra que se les pidió como requisito a las empresas para sumarse al programa.

Este panorama deja al gobierno ante el complejo escenario de cubrir una demanda que, si bien se estima en un promedio de 138 millones de metros cúbicos por día, el invierno pasado trepó hasta los 142,3 millones en los días de mayor frío, y en 2019, con una economía mucho más activa, llegó a consumir 155 millones de metros cúbicos por jornada.

De momento el gobierno tiene asegurado unos 114 millones de metros cúbicos por día, entre la producción nacional y la boliviana (en la nueva adenda firmada el pasado 31 de diciembre, YPFB se comprometió a entregar solo 14 millones de metros cúbicos por día). A ese cúmulo podría sumar hasta 22 millones de metros cúbicos por Escobar si las condiciones climáticas lo permiten.

En conjunto, la oferta podría llegar a los 136 millones de metros cúbicos diarios, valor que se encuentra por debajo de la demanda media nacional, y esa es la razón por la cual desde la cartera que conduce Darío Martínez se están analizando las alternativas para sumar más importaciones.

Las diferentes alternativas que se manejan hoy en día son 3: traer gas desde Chile (opción acotada a una oferta de unos 4,5 millones de metros cúbicos diarios); convocar a una nueva licitación de gas, pero esta vez solo para los meses de invierno; contratar un segundo buque regasificador.

Con la cuenta regresiva en marcha hacia el próximo invierno, el gobierno deberá intentar equilibrar la oferta, con la demanda y la estrechez financiera imperante ya que el uso de combustibles líquidos sigue siendo una opción para la generación térmica, pero más costosa.

Si el invierno pasado las olas de frío llevaron a que por unos días se debiera cortar el suministro al sector fabril, la amenaza para este invierno es mucho más grave, en especial si como el mismo gobierno espera se avance hacia una mayor actividad económica.

La situación es reconocida por parte de los funcionarios del gobierno quienes afirman que se encuentran trabajando para evitar que los cortes de suministro de gas vuelvan a ser una constante en el país.

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.