PRESUPUESTO 2022: TARIFAS Y GENERACIÓN DISTRIBUIDA

El Gobierno Nacional prepara el nuevo esquema de segmentación de tarifas para el 2022 con una premisa: que los aumentos acompañen el salario, ampliando las bases de datos para evaluar tal medida. A su vez, se han contemplado aspectos neurálgicos relacionados a beneficios promocionales para usuarios renovables al igual que montos asignados al FODIS, FODER y PERMER.

El Ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, envío el miércoles 15 de septiembre el proyecto de Ley de Presupuesto del año 2022 en donde se propone que la partida destinada a servicios económicos en el rubro “Energía, Combustibles y Minería” se reducirá de 2,2% a 1,7% del PBI. Esto supone una baja de los subsidios y, por consiguiente, un aumento cercano al 30% de la tarifa promedio que pagará el conjunto de los usuarios.

A modo de ampliar, si el año próximo las tarifas permanecieran congeladas, el monto destinado a cubrir con el gasto de CAMMESA treparía entre $720.000 millones y $780.000 millones, dependiendo de la disponibilidad y la evolución de los precios de la energía. Esto hace prácticamente seguro que las tarifas no se podrán mantener congeladas, por lo que, según estimaciones del sector, subirían entre 30% y 35% en promedio.

En tal aspecto, la segmentación tarifaria es un tema que el gobierno tiene en agenda desde comienzos de este año aunque, con la pandemia de coronavirus, las tarifas se congelaron para atenuar el impacto en los hogares y garantizar el servicio como esencial.

La segmentación prevista por la Secretaría podría incluir nuevos indicadores que no sean solamente la zona de residencia, ya que la idea es utilizar datos del Sistema de Identificación Nacional, Tributario y Social; ANSES; AFIP y Banco Central sin violar secretos fiscales y bancarios. Las dificultades no se concentran en los sectores económicos, ya que el Estado cuenta con la información de la ANSES o PAMI, sino que se corresponden con el sector medio y alto. En estos casos, las variables a considerar son más amplias por considerar datos de trabajadores en relación de dependencia, monotributistas y responsables inscriptos.

Por otro lado, otro tema que tomó cierta relevancia en la presentación, al menos para el sector energético, fue el plan destinado para el desarrollo de las energías renovables:

  • En el artículo 26 se detalla el establecimiento de un cupo fiscal de $516.450.397 para ser asignado a los beneficios promocionales previstos en el artículo 28 de la Ley N°27.424 (Ley de Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada a la Red Eléctrica Pública). Adicionalmente, se transferirá automáticamente al Ejercicio 2022 el saldo no asignado del cupo fiscal presupuestado en el artículo 27 de la Ley N° 27.467 y en el artículo 30 de la Ley N° 27.591
  • Se establece el Fondo Fiduciario de Energías Renovables, a fin de viabilizar la adquisición e instalación de bienes de capital o la fabricación de bienes u obras de infraestructura para emprendimientos de producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables.
  • El Fondo Fiduciario para la Generación Distribuida de Energías Renovables (FODIS) contará con ingresos corrientes proyectados por $255,8 millones.
  • Para el Proyecto Energía Renovables en Mercados Rurales (PERMER), se calculó que se instalarán hasta 19.880 equipos individuales de provisión de energía eléctrica a través de dicho programa.

 

Expertos del sector afirman que es positivo que se siga promocionando el desarrollo de la generación distribuida mediante fuentes renovables con el objetivo de promover la transición energética que se encuentra en tránsito.

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.