PRIMEROS PASOS HACIA LA DESCARBONIZACIÓN

Se publicó la Resolución N°1036/2021 de la Secretaría de Energía que trata los Lineamientos para un Plan de Transición Energética.

Nuestro país debe cumplir los compromisos asumido frente a organismos internacionales en lo referente a descarbonización energética. Por esta razón, y bajo la Resolución N°1036/2021, se marcaron los primeros lineamientos del camino que tomará Argentina para descarbonizar su matriz energética.

Según la misma, el proceso debe ser justo, asequible y sostenible y remarca que debe tener consistencia social, macroeconómica, fiscal, financiera y de balanza de pagos.

Se proyecta que la participación de fuentes térmicas en la matriz energética tenga una reducción del 61 % actual hasta menos del 50% en 2030.

La inversión total que se proyecta para llevar a cabo estos lineamientos van desde los USD 10 mil millones a los USD 14 mil millones. Estos Lineamientos ya fueron aprobados por el Ministerio de Economía.

Se plantean dos posibles escenarios. El primero de ellos, el REN 20, proyecta llegar al 2030 con un 20% de Energía Renovable en la matriz eléctrica, incrementando el requerimiento de petróleo y gas natural. Para llevar a cabo este escenario se necesitará una inversión de USD 9,9 mil millones que incluye USD 3,8 mil millones en divisas. El escenario restante, REN 30, plantea llegar al 2030 con un 30% de Energía Renovable en la matriz eléctrica incrementando el requerimiento de gas natural y disminuyendo el de petróleo. Para este caso se requerirán USD 14 mil millones, incluidos USD 6,8 en divisas.

La diferencia principal que se encuentra entre el escenario REN 20 y REN 30 es la proyección de potencia instalada de energía eólica y solar. También, como mencionamos anteriormente, se considera una reducción en la participación de centrales térmicas. En el caso del REN 20 la reducción será del 61% al 40,3% y en el caso del REN 30 del 61% al 30,7%.

Para realizar estas proyecciones se hicieron las siguientes suposiciones:

  • Crecimiento anual del PBI: 2 %
  • Crecimiento anual de la demanda eléctrica: entre 1,7% y 2,4%
  • Crecimiento anual de la demanda de gas: entre 1,7% y 3,5%
  • Crecimiento anual de consumo de combustibles: 2,3%

 

Para cumplir con dicha resolución, se proyecta también un gran desarrollo del sector hidrocarburífero, que en nuestro país está marcado por la potencialidad gasífera, que será primordial para la transición energética a nivel mundial, incrementando de esta manera la exportación a países de la región. Eso se debe a que estos países también deben reemplazar el consumo de combustibles líquidos por gas natural para cumplir con sus objetivos de descarbonización.

Quien se explayó sobre este tema es Paolo Rocca, actual presidente y CEO del Grupo Techint, quien mencionó que los costos asociados a la transición energética no lo pueden pagar ni los industriales ni el gobierno por medio de subsidios por lo que los mismos recaerán sobre los consumidores.

Los principales interrogantes que dejó la COP 26 recientemente celebrada en Glasgow, consisten en quiénes pagarán el costo de la transición energética y la velocidad con la que se debe llevar a cabo esta transición.

Cada país está marcando sus propias obligaciones para llevar a cabo la transición energética de la manera más responsable posible. Muchas regiones del globo ya han avanzado por este camino. Nuestro país recién está dando los primeros pasos y con muchas cuestiones por resolver aún.

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.