REMUNERACIÓN A GENERADORES DEL MEM Y SUBSIDIOS

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
La Secretaria de Energía publicó la Resolución Nº440, la cual modificó a su antecesora, la Resolución N°31/2020, y estableció un incremento del 29% para los ingresos de generadoras de energía eléctrica que se mantuvieron congelados durante más de un año. Por otro lado, los subsidios aplicados al sector energético costarán $370.000 millones más que lo que presupuestó el Ministro de Economía.

El artículo 5° de la actualización incita a la administradora del mercado eléctrico, CAMMESA, a realizar la reliquidación de las transacciones económicas por la venta de energía por cada Agente Generador con los nuevos valores de la remuneración. La medida entrará en vigencia de manera retroactiva y se aplicará a partir de las transacciones económicas correspondientes a febrero de 2021.

La actualización de la Resolución Nº31 integraba el tope de agenda de las empresas generadoras, que desde hace meses advierten que por efecto de la inflación y de la depreciación del tipo de cambio registrado en los últimos 12 meses, no tenían caja suficiente para costear la reposición del stock de repuestos ni tampoco para realizar mantenimientos programados en las plantas. Esa situación estaba empezando a comprometer la seguridad del abastecimiento eléctrico.

Dado que no habrá una nueva actualización, fuentes de una empresa generadora manifestaron que “el ajuste del 29% es bajo y el 2021 finalizará con un valor en torno al 50% o 60% por debajo de la inflación”.

Es importante recordar que en febrero del 2020, a través de la Resolución Nº31/2020, el Ministerio de Desarrollo Productivo pesificó las tarifas a un segmento de la generación eléctrica para ahorrar aproximadamente US$ 300 millones anuales.

En ese momento se firmó la regulación y se pesificó la remuneración de la generación vieja de energía eléctrica producida en centrales térmicas e hidroeléctricas que no mantuvieran contrato en dólares con la empresa administradora. La resolución remuneró un 57,4% de la energía que se generó en 2020 mientras que el 42,3% restante se pagó mediante la firma de contratos PPA con CAMMESA.

Sin embargo, en marzo de 2020, cuando el gobierno decretó la primera etapa del aislamiento obligatorio por la pandemia de Covid-19, Lanziani suspendió la actualización automática de las remuneraciones que contemplaba una fórmula de ajuste por inflación. Es decir, que los ingresos percibidos por las generadoras por la operación de centrales amortizadas están congelados hace más de un año. Ahora, la actualización del 29% tendrá un impacto de entre un 1% y un 2% para los usuarios finales o su proporcional en subsidios del Estado.

En tal aspecto, el instituto General Mosconi calculó que el Estado necesitará U$S 10.000 millones para cubrir el costo de producción, lo que representa un déficit adicional del 0,7% del PBI. Los subsidios a la energía llegarán en 2021 a los 10.000 millones de dólares, los que equivalen al 2,4% del PBI, informó el instituto. Esta cifra implica un gasto de $370.000 millones más en subsidios que el 1,7% del PBI que presupuestó el ministro de Economía

De acuerdo con el informe, los subsidios tomaron una dinámica propia y vienen creciendo a un promedio del 50% interanual. Entre abril del año pasado e igual mes de este año, se fueron 6.700 millones de dólares en subsidios a la energía.

El documento también aclara que sin aumentos que cubran la generación de la energía eléctrica, “para finales de este año, los subsidios cubrirán el 70% del costo de generar energía lo que demandará partidas presupuestarias adicionales no previstas en el presupuesto del orden de los $140.000 millones”.

La evidencia muestra que los subsidios ya están en el nivel de fines de la primera presidencia de Cristina Kirchner y las proyecciones sin aumentos adicionales sobre la luz y el gas apuntan a recuperar el nivel de subsidios del 2015.

De acuerdo a los investigadores, para mantener los subsidios en torno al 1,7% del PBI, sería necesario un aumento adicional del 20% en las boletas de gas y de luz. Esto permitiría un aumento del 40% en el precio de la energía y una cobertura de subsidios en línea con lo previsto originalmente en el presupuesto.

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.