RESTRICCIONES CAMBIARÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES

Las restricciones cambiarias dictadas por el Banco Central hacen peligrar la continuidad de los proyectos de inversión del sector en la Argentina.

El sector que mayor inversión real género en el país mediante la actual gestión fue el sector de las energías renovables mediante créditos que fueron brindados por agencias y bancos de desarrollo, como el BM, el BID, la CAF, el alemán Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW), la danesa Eksport Kredit Fonden (EKF), los franceses BNP Paribas y Euler Hermes, el Banco Holandés de Desarrollo (FMO), la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación y la estadounidense Overseas Private Investment Corporation (OPIC).

Estas instituciones prestan a cambio de que las empresas seleccionen proveedores de equipos de sus respectivos países: KfW para Siemens (Alemania), EFK para Vestas (Dinamarca), OPIC para General Electric (Estados Unidos), por caso.

Estos  préstamos se realizan bajo el esquema de project finance, con plazos de financiamiento de entre 10 y 15 años, que establece un fideicomiso independiente que administra todos los flujos del proyecto, los convierte y transfiere para el repago del préstamo.

La normativa cambiaria actual solo permite el acceso al mercado de cambios en forma parcial e insuficiente. Esto atenta contra la capacidad de convertibilidad y transferibilidad de los fondos necesarios para cumplir con la estructura operativa y los compromisos de los financiamientos internacionales de largo plazo asumidos por las empresas del sector. Esto se resume en:

  1. Restricciones para pagos en el exterior. La mecánica de las ECAs exige que los desembolsos para el pago de aerogeneradores se realicen directamente en el país de origen, como así también los correspondientes al pago de garantías, seguros y cuentas de reserva.
  2. Restricciones de convertibilidad y transferencia. Las particulares estructuras de garantía de los préstamos de Project Finance requieren que la totalidad de las ventas de energía que los fideicomisos locales reciben en moneda local, puedan convertirse y transferirse en dólares a cuentas de garantía en la jurisdicción de pago en el exterior, todo lo cual quedó restringido por la normativa cambiaria.

 

Ejemplo de la CEA: “Un banco presta US$100 millones a una empresa argentina, de los cuales US$30 millones son para pagar las turbinas de proveedores del país del banco, y los US$70 millones restantes son para los proveedores y gasto de operación local. El Banco Central ahora obliga a traer los US$100 millones al país para que la deuda se reconozca y pueda ser devuelta en el futuro. Esos US$100 millones además deben pasarse automáticamente a pesos, de los cuales después hay que comprar US$30 millones para pagar a los proveedores del exterior. El Central tampoco permite ahorrar en dólares ese dinero que habrá que devolver, lo que genera un riesgo muy alto y rompe con la estructura del project finance”.

Primeras consecuencias de la restricción cambiaría.

Esta situación pone en peligro la continuidad de los proyectos del programa Renovar ya que los proyectos de energías renovables no puedan afrontar sus deudas en el exterior

En concreto, las compañías no están pudiendo concretar los repagos en dólares de la deuda que asumieron con bancos de desarrollo extranjeros para la construcción de los parques, sobre todo los desarrollos eólicos y solares.

Uno de los riesgos radica que por el incumplimiento de las deudas se podría disparar la cláusulas de default que tiene el programa Renovar.

El primer caso de default corporativo se trata del bono a 10 años de la compañía de capitales canadienses Stoneway Capital, emitido a 10 años por u$s665 millones a una tasa del 10%. La desarrolladora anunció el dia 22 de octubre que no podrá cumplir en tiempo y forma con sus compromisos asumidos en 2017. La empresa no pudo liquidar en tiempo y forma un préstamo a la alemana Siemens por la entrega de turbinas para sus proyectos energéticos. Si el incumplimiento continúa durante los próximos  días, los tenedores de la deuda estarían legalmente habilitados para accionar las cláusulas de los acreedores para pedir el procedimiento de “cross default”.

Sin embargo el caso que mayor repercusión género en el del mercado hasta el día de hoy fue el caso de Genneia. La empresa decidió suspender las actividades en los parques eólicos Chubut Norte III y IV, que estaban en etapa de construcción tras ser adjudicados por el Gobierno nacional a Genneia en la Ronda 2 del programa RenovAR. Estaba previsto que  se conectaran al SADI a partir del segundo trimestre de 2020.

El préstamo que ahora quedó en suspenso se iba a realizar bajo la metodología de Project Finance. Al igual que en los Project Finance anteriores ejecutados por Genneia, los bancos no tendrían recurso contra el sponsor, ya que su repago estaría respaldado únicamente por el flujo de fondos a generar por los proyectos.

Nueva disposición del Banco Central

A través de la Comunicación «A» 6825, el Banco Central de la República Argentina, modificó el manejo financiero de las deudas comerciales por importaciones de bienes o servicios con entidades financieras del exterior. Con estos cambios, la expectativa es que los organismos de créditos internacionales que ya habían cerrado contrato para financiar los parques vuelvan a realizar los desembolsos, lo que permitiría continuar con las obras.

Inconvenientes para el futuro de las energías renovables

El futuro de la energía renovable según asesores del nuevo presidente no parece ser demasiado alentador por lo menos en el corto y mediano plazo. Esto se debe fundamentalmente a tres aspectos de suma importancia:

  • Falta de financiamiento por el cepo impuesto por el banco central. Ya que dificultan la operatoria de empresas extranjeras cuya inversión depende de la financiación de bancos situados es su país de origen.
  • Competencia con Energía Térmica Eficiente. La generación renovable comenzara a competir a mediano plazo con generación térmica eficiente”. No es la misma condición que en 2016 ya que en ese entonces se competía con un sistema que tenía una importante participación de combustibles fósiles y máquinas ineficientes.
  • Capacidad de transporte al límite. Según Esteban Kiper, asesor de Alberto Fernández; “Hay contratos que no han avanzado nada y sería bueno para el sector volver a poner a disposición esa capacidad de transporte que está bloqueada. Hay otros casos donde sí hubo avances y allí se puede trabajar”.

 

Desdolarización de contratos

Sergio Lanziani, es uno de los candidatos a ocupar el cargo de Ministro de Energía de la Nación,  no está de acuerdo en la forma que se estructuró el Programa RenovAr de la gestión Cambiemos por impulsar contratos PPA en dólares y a 20 años, también critica que el grueso de la tecnología sea importada en un escenario de faltante de divisas.

Por otro lado Diego Roger unos de los principales asesores de Alberto Fernández en materia energética entiende que “quizás la principal problemática del Programa RenovAr es que dolariza la energía”, ya que, “afecta la competitividad de la economía del país”, por lo que “la continuidad del sector debe ser con contratos en pesos”.

En este punto es en donde se destacan dos de las principales fuentes de energías renovables; la energía eólica y la energía generada por medio de biocombustibles. Esto se debe a que estos generadores  tienen una ventaja competitiva ya que se cuenta con un gran desarrollo de la industria nacional lo que permite la pesificación de los contratos de una manera más simple.

 

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.