VARIABLES A CONSIDERAR POR POSIBLE SUBIDA DE PRECIO DEL PETRÓLEO

Las subas de las tasas de interés, tanto de la FED (Reserva Federal de EEUU) como del Banco Central Europeo, no lograron hasta el momento bajas significativas de la inflación, pero si están reduciendo la demanda agregada global de bienes y servicios. Esto alcanza también a las commodities, una situación que se comprueba en la baja de los precios internacionales del petróleo vista en los últimos meses (el barril de Brent tocó un techo de 123,5 dólares el 8 de junio y esta semana cotizó cerca de los 90 dólares). Pese al escenario recesivo, una serie de factores indican que los precios internacionales del petróleo podrían sostenerse o incluso subir en los próximos meses.

1 – Embargo europeo al petróleo ruso

El 5 de diciembre entrará en vigencia en la Unión Europea el embargo sobre el petróleo ruso. Será un embargo parcial, que alcanzará a las importaciones de crudo ruso por barco y excluirá las que llegan por oleoductos durante un tiempo más. También alcanzará a los combustibles rusos a partir del 5 de febrero. Rusia tiene 1,3 millones de barriles de producción diaria que deberá redirigir a otros mercados o recortar la producción.

Se entiende que estas medidas complicarán la oferta mundial de crudo y elevarán los precios internacionales de los combustibles, en un contexto en el que las prioridades cambiaron y el foco central está puesto en frenar la inflación global.

2 – OPEP busca defender los precios

La Organización de los Países Exportadores de Petróleo y aliados (OPEP+) decidió este miércoles recortar la producción de crudo, estimado superior al millón de barriles diarios, con el objetivo de sostener los precios.

Pero el recorte podría ser bastante mayor. Durante la jornada del martes circuló el rumor de que los Estados productores están conversando un recorte de hasta dos millones de barriles diarios.

Los precios del WTI y Brent reaccionaron a los rumores con subas de más del 3%.

3 – Las ventas de la reserva estratégica de petróleo EEUU

La liberación de barriles de la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos es uno de los factores que ayudó en cierta medida a estabilizar la oferta de crudo.

En marzo el gobierno estadounidense autorizó la venta de 180 millones de barriles de la reserva estratégica de petróleo hasta octubre de este año, lo que representa alrededor de un millón de barriles por día. Unos 155 millones de barriles ya fueron entregados o comprometidos para su entrega.

La Reserva Estratégica de Petróleo tiene como fin abastecer el mercado en situaciones de emergencia, como puede ser una disrupción en los suministros debido al impacto de huracanes. No fue creada para servir como mecanismo de suministro corriente.

La liberación de los barriles ayudó a reducir los precios de las naftas en EE.UU. desde niveles récord, pero a costa de reducir los inventarios de la reserva estratégica a menos de 450 millones de barriles, el nivel más bajo desde 1984. La Casa Blanca no descarta por completo una prohibición o restricción sobre las exportaciones de combustibles.

4 – Demanda de combustibles en el invierno del hemisferio norte

Se espera que los elevados precios del GNL incrementen la demanda de combustibles alternativos durante los meses de invierno en el hemisferio norte. La demanda mundial de petróleo para generación de energía eléctrica, refinación y usuarios industriales podría trepar un 80%, según S&P Global Platts Analytics.

Los precios de referencia del gas europeo y del LNG asiático son de cinco a seis veces más altos que los valores del fuel oil con alto contenido de azufre, lo que incentiva el cambio generalizado de gas a petróleo en donde es posible utilizar un combustible alternativo. Esto redujo la demanda de gas e incentivó el cambio a otros combustibles como el carbón y el petróleo para la generación de energía. La mayor demanda sobre el petróleo, puede ser una presión para el alza en su precio.

 

error:

Si no se encuentra registrado, por favor complete el siguiente formulario y le suministraremos datos de acceso.